“¡La historia completa está tan bien hecha! La manera en la que está narrada y sobretodo las aportaciones musicales, que de repente no solo suenan sino que nos hablan. Las distintas partes del instrumento cobran vida y nos resultan cercanas. Escuchando, me recordó un poco a “Pedro y el Lobo”. 

Es muy especial que no sea la música sino el instrumento mismo el hilo conductor de la historia. Me podría imaginar algo parecido con cada instrumento. ¡Sería maravilloso!

Son las “pequeñas cosas”, como Peluso y Alma, que normalmente pasan desapercibidas a nuestros ojos, las que nos hacen regresar a lo que realmente es valioso para nosotros. ¡Qué bello que sea un niño quien descubre la viola! Y que bueno es saber que a partir de esa noche comienza su aventura con la música." 

Comentarios: 0